fbpx

HASHEM Esta Aquí

“Y Yaakov tuvo un gran miedo,  y le causo dolor,  y  dividió la nación que estaba con el, en dos campamentos, las ovejas, el granado, los camellos,.”  –  Bereshit 32:7

Aysav viene a matar a Yaakov

La noticia le llego a Yaakov de que su hermano, Aysav, venia a encontrarse con el, acompañado de 400 hombres armados hasta los dientes.  Era aparente para todos, que las intenciones de Aysav era matar a Yaakov.  El pasuk nos dice que Yaakov sintió un gran miedo.

En Brachos 4a, Rebbe Yaakov Bar Idi dice que existe una contradicción entre el pasuk y una anterior.  Cuando Yaakov se estaba yendo de la casa de su padre, HASHEM le prometió que seria protegido.  Si esto es cierto, ¿como es posible que Yaakov ahora tuviera miedo?

Rebbe Yaakov bar Idi contesta que Yaakov tenía miedo de que la promesa que HASHEM le hizo de protegerlo, podría haber sido basado en la suposición, que Yaakov hubiera permanecido en el nivel en que el estaba.  Yaakov temía tal vez por haber pecado y ya no era el mismo hombre que una vez fue, entonces la promesa ya no aplicaba.  Por eso, no hay ninguna contradicción.  La promesa de HASHEM de protegerlo era basado en el madreigah de entonces, y el tenia miedo de que el había perdido ese nivel de pureza.  Por eso, el tenía miedo de Aysav.

Esta Gemara se vuelve difícil de entender cuando tomamos en cuenta, después de que todo se ha dicho y hecho, que Yaakov Avinu todavía era humano.    No importa tan grande como los Avos eran, ellos eran hecho de la misma forma, de carne y hueso como nosotros, tenían la misma composición física como nosotros, y afrontaban las mismas dificultades de ser humano.

Esto significa que Yaakov tuvo el más difícil reto de la vida: integrando lo practico de su entendimiento intelectual, creer o no creer.  Por supuesto, el sabía que HASHEM prometió protegerlo, pero aquí el tenía que enfrentar a la naturaleza de su hermano, cual el conocía muy bien: un hombre poderoso e impulsado por un rencor que quería resolver.  Este hombre no venía solo; el traía con el una armada para ayudarlo en lo que era claramente su intención – asesinar.  Entonces, ¿ porque el Rebbe Yaakov bar Idi asume que era imposible para Yaakov de tener miedo?  Tal vez Yaakov solamente estaba asustado – no por ningún pecado que cambío su nivel, sino por el peligro que el afrontaba.  Tal vez el le tenía miedo a Aysav, miedo de estar allá fuera solo, y miedo de morir.

HASHEM hizo esa promesa hace treinta y cuatro años

Lo que hace que esta explicación sea mas factible es que la promesa de HASHEM a Yaakov fue hecha 34 antes de que Aysav viniera a encontrarse con el.  Muchísimo tiempo pasó desde que Yaakov dejó la casa de sus padres.  Tal vez la fe y confianza en HASHEM se había disminuido con el paso del tiempo.  Tal vez Yaakov fue afectado un poco por las maneras del mundo.  ¿Por que el Rebbe Yaakov bar Idi asume que debe de haber una respuesta por que Yaakov tenia miedo?  La explicación puede que sea bien simple y directa:  Yaakov no había escuchado esta promesa en muchos, muchos años, y el simplemente tenía miedo.  Tal vez Yaakov era como nosotros.

Yaakov caminó con HASHEM

La respuesta a esta pregunta parece ser que hay una distinción clave entre Yaakov Avinu y la persona corriente.  Yaakov Avinu caminó con HASHEM.

Al despertar en la mañana el dijo, “Buenos días, HASHEM.”  Cuando se iba a acostar en las noche, el dijo, “Buenas noche, HASHEM” porque el creador estaba directamente por delante de el.  Cuando el hacía sus tareas diarias, HASHEM estaba con el todo el día.  HASHEM esta allí, cuando caminaba, al comer, y cuando saludaba a las personas.  Durante todo el día, HASHEM estaba presente y tomado en cuenta.

Una de las razones por la cual tenemos esas dificultades en confiar en HASHEM es que HASHEM no esta “aquí.”  Tal vez HASHEM se encuentra  unos trece billones años luz de lejos, arriba en los cielos.  Pero cuando yo estoy caminando en una noche oscura y fría tarde en la noche, y un carro para, y tres tipos de aspecto rudo salen y vienen hacia mi, yo estoy solo.  Son los tres de ellos y yo.  Claramente, y naturalmente, yo tengo miedo.  ¿Quien no?

Yaakov Avinu nunca estaba solo

Pero, Yaakov Avinu nunca estaba solo.  Su completa existencia estaba enfocada en estar cerca de HASHEM.  HASHEM estaba presente con el en cada momento del día.  Cuando el fue al pozo a encontrar una esposa HASHEM estaba allí mismo organizando para que Rochel viniera con sus oveja.  Cuando el fue a la casa de Lavan, HASHEM estaba allí mismo protegiéndolo del plan intrigante de un tramposo.  Y ahora que el se estaba preparando para encontrarse con su hermano, en donde probablemente podía ser un combate mortal, el no iba a salir solo.  El caminó con HASHEM.

Si Yaakov no tenia una razón, para pensar que la promesa de HASHEM ya no aplicaba, hubiera sido imposible para el tener miedo de ser herido.  Es equivalente como si yo o usted tendríamos miedo de un chico bandolero de la escuela superior mientras que estamos escoltados por la Marina Corps de los Estados Unidos.  Es por eso que el Rebbe Yaakov Bar Idi preguntó, “¿Cómo es posible que Yaakov tuviera miedo?”  Su respuesta es que Yaakov tenía miedo que la promesa dejó de aplicar.  Tal vez HASHEM ya no le garantizaba protegerlo.  De otro modo, sería imposible que Yaakov tuviera miedo al peligro.

Creciendo en Bitachon significa ver visto a HASHEM –aquí mismo

Este concepto de que HASHEM está presente y aquí mismo, es la base de todo bitachon.  Si una persona no sabe que HASHEM esta presente en su vida, cualquiera discusión de depender en HASHEM, es tonta.  ¿Como yo puedo depender en HASHEM si el ni siquiera esta aquí?  ¿De que me vale confiar en HASHEM  si el no está en la escena, ahora mismo para cuidarme?   Por definición, Bitachon, significa saber que HASHEM está aquí, supervisándome y está involucrado en mi vida.

Mientras que esto parece ser evidente, en practica es grandemente elusivo.  Para verdaderamente saber, requiere mucho trabajo, y en gran parte, ésta es la medida de ruchniyus en una persona.  De todos modos, es una de las cosas más fáciles de hacer – simplemente recordar que HASHEM está aquí.  ¡Aquí mismo¡  Como cuando háblo, como cuando pienso, como cuando leo. No un millon de millas lejos, allá arriba en los cielos, pero aquí mismo.  Este conocimiento único tiene un efecto dramático en mi relación entera con HASHEM, en todas mis Avodas HASHEM, y finalmente en mi vida entera.

Este es un extracto del Shmuz en el libro de Parsha..

Get The Shmuz on the go!