fbpx

Bloqueo en el momento

“Y  Yosef preparo su carreta y subió ha encontrarse con su padre, Yisroel, hacia Goshen,  y se presento delante de él, y se echó sobre su  cuello, y lloró bastante sobre su cuello.”  — Bereishis 46:29

Un encuentro de mucha felicidad

Yosef era el hijo más amado de todos los hijos de Yaakov.  Toda la Torah que aprendió, el se la enseño a Yosef.  En Yosef, Yaakov vio una inteligencia brillante y de gran sabiduría. En Yosef, el vio todos los atributos de su querida Rochel —la bondad, la belleza, y las cualidades de líder necesarias para ser jefe de una nación.  En Yosef el reconoció todos los eventos de su propia vida reproducidas en paralelo.

Cuando Yaakov le dio el kisones pasim a Yosef, fue como un símbolo que estableció  a Yosef como el líder de sus hermanos.  A Yaakov, Yosef representaba los mas grandes de los Shvatim y el futuro de las nation Hebrea.

Cuando los hermanos regresaron con el reporte de que a Yosef lo habían asesinado, Yaakov fue inconsolable. La tragedia era tan profunda que ninguno de sus hijos ni tampoco ningunos de los dignatarios que vinieron a visitarlo pudieron consolarlo.

Por años, la intensidad del luto no se le quitó a Yaakov.  Su hijo amado ya no estaba aquí.

Encerrando el Momento

Finalmente, después de veintidós amargos y dolorosos años, padre e hijo se reencontraron.  La felicidad y la emoción del momento es difícil de imaginar -— el sentimiento profundo del corazón finalmente fue realizado.  Yosef se conmovió tanto que beso a su padre, y después lo abrazó y lloró, no solamente con lagrimas, sino con congojas que parecía no parrar.  Sin embargo, Rashi comenta que Yaakov no beso a Yosef, ni tampoco estuvo llorando.  El estaba recitando la Shema.

Esta reaction, aparece ser un poco raro.  De todos los momentos, ¿porque Yaakov ve apropiado recitar el Shema en esos momentos

Yaakov estaba encerrando la emoción

Parecería que la contestación a esta pregunta es que Yaakov sintió en ese momento una emoción extremadamente intensa — posiblemente una alegría tan intensa que jamas había sentido — que el quería aprovechar de esas emociones.  El no quería que simplemente pasaran; el quería encerrarlas, ponerlas en una forma concreta para que así ellas se volvieran eternas. El quería tomar esas emociones extraordinarias y extremas de alegría y de culminación que sintió, para usarlas y alcanzar un nivel nuevo.  Con las altas que vivió, el proclamó la soberanía del reino de HASHEM sobre toda las cosas. “Usted, Dueño del universo, me ha regresado mi hijo.”  Con un agradecimiento sin paralelo hacia HASHEM el reconoció y proclamó la majestad  de HASHEM con un nivel de claridad completa que probablemente no hubiera nunca antes poder alcanzar.

Esta no fue la primera vez que Yaakov dijo la Shema

Obviamente, esta no fue la primera vez que Yaakov leyó la Shema.  El había aceptado la dominion de HASHEM diariamente por décadas y décadas .  Pero este era un nivel nuevo de entendimiento que solamente puedo obtener a través de estas emociones poderosas.

Emociones que aumenta y disminuyen

Este concepto tiene gran relevancia a nosotros.  En el curso de nuestras vida, nosotros experimentamos altas y bajas, tiempos de grandes felicidades y

Encerrando el Momento

tiempos de profunda tristezas, tiempos de conmoción y entusiasmo, y tiempos aburridos y desganados.  Hay tiempos cuando somos apasionados y ardientes,

y hay otros tiempos cuando somos patéticos. Ninguno de estos estados permanecen por un largo tiempo.  Como las olas del mar, viene y se van y cuando se van, quedamos igual que antes — sin cambio alguno.

A veces somos conmovidos por un cambio inesperado en circunstancias que decimos, “es hashgacha”  pero aunque sea obvio en su momento, diez minutos después esa claridad se nos va.  La única manera de prevenir que se desaparezca, es poner esa emoción en acción, para tomar ese entendimiento y hacerlo permanente.

Gracia HASHEM

A veces la acción mas elemental  puede tener efectos profundos, a veces como simplemente decir  gracias.  Si una persona dice las palabras, “HASHEM, yo reconozco que estos eventos no han sido por casualidad.  Yo veo que es Usted quien ha orquestado este mundo y yo le doy las gracias.”  esta frase puede tomar un acontecimiento pasajero y hacerlo que dure.  Aunque el concepto ya es evidente, aplicando el proceso puede tener un efecto dramático si este entendimiento actualmente se quedara y cambiara mi percepción.

Sobre lo bueno y sobre lo mal

En lo opuesto del espectro hay experiencias dolorosas — soledad, perdidas de seres queridos, perdidas en el negocio.  Nadie se lo desea a alguien y nadie lo quiere para si mismo.  Sin embargo, cuando lo estamos viviendo una persona tiene una perspectiva muy diferente sobre ellos mismos y sobre la vida.  Se fue el sentimiento de independencia, se fue la ilusión de infalibilidad, y se fue el aura de superioridad.  En este sentido estos son los momentos, momentos de claridad extraordinaria.

Irónicamente, el dolor pasara y se olvidara.  La pregunta es: ¿si el beneficio pasara igualmente?   Si una persona no toma pasos concretos para hacer una vision permanente, eso también pasara y se volverá parte de una memoria distante.

Cuando una persona alcanza un nuevo nivel de entendimiento, la experiencia puede ser un evento de la vida que pasa y pasa.  Pero con un pequeño paso, puede convertirse en una parte permanente de la persona.

A través del entrenamiento nosotros podemos encerrar estos momentos de altas, podemos tomar las experiencias de la vida, momentos únicos y lucidos, y hacerlos parte de nosotros.  A menudo, todo lo que se require es una simple action de consciente, una decision, o un cambio pequeño para hacer conceptos elevados  y emociones altas permanente —cambiándonos quienes somos para siempre.

Este es un extracto del Shmuz en el libro de Parsha..

Get The Shmuz on the go!