fbpx

Nunca te Prometí un Jardín de Rosas

“Y ellos, se sentaron a comer pan, y levantaron sus ojos y vieron una caravana de Yishmaelim que venían de Gilad, y sus camellos cargaban especies. bálsamo, y aristoloquia para bajar a Egipto.” – Bereshis 37:25

El periodo mas difícil en la vida de Yosef

Yosef estaba a punto de comenzar el periodo mas difícil de su vida.  Sus propios hermanos le dejaron allí, para que se muriera en un nido de escorpiones.  El seria prontamente vendido varias veces como un esclavo, y además pasaría doce meses acosado por la esposa de su amo, después, vino su encarcelamiento en un calabozo húmedo y oscuro donde no vio la luz del día por doce años.  Claramente, Yosef iba en dirección hacia unos tiempos difíciles.

Rashi nos dice que este pasuk nos muestra la recompensa que de los tzaddikim.  Cuando Yosef fue atado y vendido como un esclavo, la carreta que lo llevaba abajo, hacia a Egipto, cargaba especies que emitían un olor de flagrancia, opuesta a la carga normal que daban un olor repugnante.  Claramente, HASHEM amaba el tzaddik y organizó algo fuera de lo ordinario para protegerlo.  La pregunta obvia en este Rashi es que si la Torah quiere mostrarnos la recompensa de un tzaddikim lo podría haber hecho de una manera mas convencedora, pudiendo salvar a Yosef de este evento completamente.  Si HASHEM está cuidando al tzaddikim, entonces ¿porque Él no simplemente salvó a Yosef de todo el sufrimiento que el tendría que soportar?

Una almohada confortable en la ambulancia

Esto es comparable a una situación en la que un hombre sufre un accidente catastrófico de carro en la cual se rompe cada hueso en su cuerpo.  Los miembros del Hatzalah corren hacia la escena, lo ponen en la camilla, y cuando estaban acelerando hacia el hospital, su amigo quien viajaba con el le dice, “Mira, como HASHEM te cuida.  Ellos tan siquiera te han puesto una almohada debajo de tu cabeza.”  Tendríamos la razón en preguntar, “Si HASHEM se preocupa por el bienestar de esa persona, entonces ¿porque Él no lo arregló para que el hombre que conducía borracho y le pegó, se fuera contra un poste en vez de su carro?  ¡Sálvelo de ese sufrimiento; no le de una almohada confortable para que recueste su cuello!

Hay situaciones en la vida que son inevitable

La respuesta a esta pregunta parece ser que hay ciertas situaciones en la vida que no se pueden evitar, no porque HASHEM no es capaz de prevenirlas, sino todo lo contrario, porque HASHEM así lo organizó de acuerdo con la necesidad de esa persona o esa generación.

Yosef tenía que ser vendido como un esclavo y en esa condición, llevado a Mitzrayim.  Como preludio a su futuro, el futuro de su familia, y el futuro del pueblo Hebreo, esto era un ingrediente vital.  Finalmente, por su futuro y para el bien del pueblo Hebreo, esta situación tenía que pasar.  Era parte del plan Divino.

De todos modos, aun dentro de los tiempos difíciles, HASHEM le mostro misericordia a Yosef.  El tenía que ser vendido como un esclavo, pero ¿porque tenia que sufrir sin necesidad?  Los Árabes cargaban petróleo; ¿porque Yosef debería sufrir oliendo ese olor tan ofensivo?  Por esa razón, HASHEM organizó algo que no fuese característico;  la caravana estaba cargando perfume y no aceite.

Todo sufrimiento esta cautelosamente medido y pesado

Hay una gran lección para nosotros en todo esto.  En la vida, sufriremos en muchas situaciones, pruebas y tribulaciones.  No solo son parte de la vida, que son necesarias – para nosotros, para nuestro crecimiento para así poder alcanzar el propósito por la cual estamos en este planeta.  En ese sentido, ellos son inevitables, no porque HASHEM es indiferente, sino porque los necesitamos.  Ellos son para nuestro bien.  En la esquema de la vida, nos sirven bien, pero con ello viene algún sufrimiento.  La cantidad de sufrimiento que una persona experiencia en este planeta son pesada, medida y administradas en doses exactas.  El dolor es suministrado precisamente y exactamente, ni un ápice mas ni una ápice menos.  Recibimos la medida exacta que necesitamos.

Muchas veces no es claro ver a HASHEM planeando de antemano, y predestinando, traer dolor directamente a mi puerta.  Pero es difícil ver que sea por mi bien y que HASHEM lo este haciendo por amor.

Ver la Bondad en la tortura

Cuando yo descubra la bondad dentro de la tortura, cuando yo encuentre “la almohada de confort en la ambulancia,” esto puede cambiar mi perspectiva de la situación.  Esto me hará recordar que HASHEM me quiere y ha causado este evento para mi bien.  Tal vez yo no lo pueda ver como bueno, yo no lo entenderé como es lo mejor para mi, pero así es orquestado por HASHEM.  Yo veo que HASHEM, se ha ido fuera de su camino – si podría ser – hacer alguna parte de mi situación más confortable.  Esto me demuestra el gran amor que HASHEM siente por mi.  Me permite saber que así como la almohada estuvo planeada por amor,  así mismo el resto de la circunstancia.  Este punto de vista pinta la situación enteramente en una luz diferente, permitiéndonos entender que HASHEM fue quien lo trajo, y a pesar del dolor y el sufrimiento, es algo que necesito para mi bien.

Este es un extracto del Shmuz en el libro de Parsha..

Get The Shmuz on the go!