fbpx

el Amor al Chessed

“Y al ganado persiguió Avrohom, y de allí escogió un ternero vacuno, tierno y bueno, y se lo entregó a un muchacho, y le apuró a prepararlo.”—Bereishis 18:7

Parshas Vayaira empieza describiendo detalladamente un día típico en la vida de Avrohom Avinu. Avrohom tenía 99 anos de edad, y era el tercer día después de haberse hecho el bris milah. El estaba tan adolorido que HASHEM cambió el curso de la naturaleza para protegerle. En un día típico, Avrohom pasaba la mayor parte del tiempo atendiendo y mostrando su hospitalidad a la gente. Y HASHEM, preocupándose de la condición de Avrohom, alteró el curso normal del sol, haciéndolo inusualmente caliente, de manera que no hubiesen viajeros que lo inquieten.

Sin embargo, podríamos decir que Avrohom, como que, por así decirlo, confundió a HASHEM. Mientras que él estaba sentado en su tienda, él sentía más dolor de no poder atender a la gente como cuando él se sentía bien. Por lo tanto, HASHEM envió tres angeles en forma de hombres, para permitirle a Avrohom servirles como invitados.

Cuando Avrohom ve a estos tres hombres parados en el horizonte, el corrió y se postró ante ellos con la cara en la arena. Y les dijo, “por favor no pasen de largo ante su fiel servidor.” Avrohom los trajo a su tienda y corrió a preparar comida y a servirles refrescos. Corrió hacia su ganado y escogió un ternero tierno y bueno y ordenó prepararlo para sus invitados. Y permaneció con ellos hasta que terminasen de comer.

Un Ternero tierno suave y bueno

Como toda palabra en la Torá tiene un propósito específico, a Rashi le inquieta el por qué la Torá considera importante registrar estos tres adjetivos: “tierno,” “suave” y “bueno,” cuando describe la vaca que trajo Avrohom. Rashi explica que este pasaje enseňa que Avrohom preparó tres vacas para poderles servir una lengua para cada una de las visitas.

El Siftei Chachamim explica de que la lengua de res tiene tres secciones. La punta es suave, la parte media grasosa, y la parte de atrás tiene varias texturas. Avrohom quería asegurarse de que hubiese suficiente de cada sección para cada invitado. Y para lograr esto, necesito tres vacas para asegurarse de que hubiese suficiente de cada sección de esta deliciosa parte de la res.

No fue suficiente el que les ofreciera esta comida sin esperar nada a cambio, ni tampoco que él mismo les sirviera. Atendiéndolos en el calor del día, Avrohom fue más allá del llamado para honrar a sus invitados con lo mejor que el tenía, como es el matar a tres vacas para agazajarlos.

¿Acaso Avrohom Avinu no tenía mejores cosas que hacer con su tiempo?

Si bien éste es un registro de bondad de parte de Avrohom, esta premisa convoca la pregunta: ¿Acaso Avrohom Avinu no tenía mejores cosas que hacer con su tiempo?

En este punto de su vida, Avrohom era un gran hombre y muy acaudalado. Tenía cientos de sirvientes a su disposición y un séquito de cientos de estudiantes y conversos. Sin duda, el tenía muchas cosas importantes que hacer, sobre todo el enseňar a la gran cantidad de estudiantes que tenía. ¿Entonces, por qué hacer un paréntesis en su tan ocupado día para encargarse de tres personas regulares? En verdad, él no los veía como personas regulares. Antes de que los invitara a entrar a su tienda, él les pidió que se lavaran los pies. Rashi explica de que en esos tiempos, las personas típicamente invitaban a pasar a sus visitas y después les ofrecían agua y a lavarse los pies. Avrohom quería que sus invitados se lavasen los pies primero antes de entrar a su tienda. Y ésto era porque él asumió que eran árabes que alababan la arena sobre la que caminaban. Y como él no quería ningún tipo de idolatría en su casa, les pidió que se lavasen los pies antes de entrar.

Esto quiere decir de que ante los ojos de Avrohom, estos tres viajeros no eran de un nivel alto en la sociedad. Eran ante sus ojos simples idólatras. Sin embargo, Avrohom Avinu dejó de hacer lo que estaba haciendo para tomarse la molestia de servirlos sin escatimar ningún gasto. Sabemos que el hacer chessed es algo maravilloso, pero tal pareciera que ésto iba más allá de lo que se esperaba. ¿Por qué es que Avrohom Avinu puso tanto énfasis en chessed, y por qué la Torá registra este punto en gran detalle?

El Significado del Chessed

La respuesta a esta pregunta se basa en tratar de entender qué es lo que HASHEM quiere del hombre.

HASHEM es el dador y quiere dar todo lo bueno de Sí al hombre. HASHEM nos puso en este planeta para dar lo mejor de nosotros y obtener nuestra recompensa en el Mundo por Venir—nuestro máximo bien. En el Mundo por Venir podemos disfrutar de la presencia de HASHEM, allí podremos deleitarnos en Su gloria, y disfrutar de la máxima felicidad que el hombre puede experimentar.

Ese estado de eterno deleite se logra estando cerca a HASHEM. Cuanto más cerca la persona está de HASHEM, es mayor la alegría y el placer que la persona puede experimentar. Una persona está mas cerca a HASHEM cuando trata en lo posible de emular a HASHEM. Todas las mitzvahs de la Torá guían a la persona hacia ese nivel de auto-perfección.

Avrohom emulaba a HASHEM

Avrohom pasó su vida emulando a HASHEM. Cada despertar de su existencia se enfocaba en tratar de hacerse a sí mismo como HASHEM en lo humanamente posible. Desde el tiempo en que él empezó a reconocer a HASHEM, comenzó a entender la amorosa bondad con la que HASHEM creó al mundo y continúa dirigiéndolo. Avrohom vió de que la esencia de todas las interacciones de HASHEM con este mundo es el chessed. De modo que Avrohom estableció como su meta en la vida el imitar a HASHEM haciendo cosas para los demás cuanto más pudo. Como resultado, el chessed fue el punto central de su servicio a HASHEM así como el enfoque de su vida.

Esto parece responder a la pregunta de Rashi. A pesar de que pudieron ser sus sirvientes los que se encargasen de atender a sus invitados, fue él mismo quien se entregó de lleno para atenderlos. Así como HASHEM provee sustento a toda criatura viviente, Avrohom, poniendo su granito de arena, proveía las necesidades de los demás. Esto no era algo que cualquier persona pudiese hacer sin más ni más. Este era un punto central en sus propósitos de existencia—porque al obrar así, él actuaba como HASHEM.

Una Lección para Todos

Este concepto constituye una poderosa ilustración sobre la importancia de ayudar a otros. Cuando vemos que uno de los más grandes seres humanos que haya vivido se involucra en lo que parece ser una tarea de lo más común, éso nos demuestra el significado de esas acciones. Enfocándonos en este punto, llegamos a apreciar de que Avrohom estaba dedicado a llegar a la máxima perfección del ser humano, el nivel más alto en el que una persona puede desenvolverse. Inclusive, más que hacer una mitzvah, el chessed es nuestra manera de ser como HASHEM, la razón precisa por la cual fuimos puestos en este mundo.

Este es un extracto del Shmuz en el libro de Parsha..

Get The Shmuz on the go!