fbpx

La Medida del Hombre

“Saquen a los hijos de Israel fuera de la region de Egipto.” –  Shemos 6:26

Después  de que HASHEM ordenó a Moshe y Aaron que  fuesen los emisarios para liberar a los Hebreos, la Torah establece su linaje.  En el final, la Torah repite los nombres de Aaron y Moshe, esta vez en orden reverso con Aaron mencionado antes que Moshe.

Rashi parece ser molestado por ambos, la repetición de los nombres y el reverso  de su orden.  El dice que esto es para enseñarnos que Moshe y Aaron eran iguales.  Aunque a partir de este momento, Moshe seria el líder de la nación Hebrea, no se equivoquen, Aaron también era grandioso.

La dificultad de Rashi con todo esto, es que Moshe Rabbeinu era mucho mas grandioso que Aaron.  Moshe era el líder del pueblo Hebreo.  El fue quien provocó los makkos en Mitzrayim.  El sacó a la nación  Hebrea de la esclavitud.  El partió el Yam Suf.  El subió  a recibir la Torah en Har Sinai.  Aun mas de lo dicho, el fue el Navi mas grandioso que ha vivido.

La Profecía es una manifestación del nivel espiritual de una persona

El Rambam define la profecía como una manifestación de la perfección espiritual.  HASHEM llena cada grano de existencia pero tenemos dificultad en  sentir Su presencia porque estamos cubiertos por capas y  capas de cualidad física.

Un Navi es una persona de gran logros espirituales que toma años de purificación hasta que el traje pesado de cualidad física no bloque su vista.  Entonces es cuando el puede conocer la presencia divina de HASHEM.  Entre mas sagrado es el Navi, es cuando el puede ver con mas claridad a HASHEM.

El único ser humano que alcanzo el nivel de ver a HASHEM con toda claridad, fue Moshe.  Nunca hubo, ni nunca habra una persona que alcanzara ese nivel.

Entonces, ¿como Rashi puede decirnos que Moshe y Aaron eran iguales cuando claramente Moshe Rabbeinuj estaba en un madrigal mas alto?

Dos sistemas para medir la grandeza de una persona

La contestación a esta pregunta parece ser que hay dos sistemas para juzgar la grandeza de una persona, una es absoluta y la otra es subjetiva.  Cuando se mide a un hombre basado en normas de excelencia en Torah y perfección, Moshe era mucho mas grandioso que Aaron.  El estaba por encima de cualquier otro human creado.  De todos modos hay otro modo de medir el triunfo de una persona —  basado en su capacidad, y su potencial, y cuanto el haya logrado.

Antes de que cada persona haya nacido, el esta predestinado a ciertas habilidades y talentos, un nivel particular de inteligencia, y exactamente una disposición de character.  Al final de sus días, el será comparado con lo que pudo haberse convertido.  ¿Cuanto creció?  ¿Cuanto        logro con las herramientas que recibió.  Este sistema es subjetivo.  ¿Cuanto de su potential realizo?

Moshe probablemente alcanzo un 99% de su potential, y también Aaron.  Entonces aunque el sentido absoluto Moshe fue mayor, y otros tuvieron que tratarlo como unos de los seres humanos mas grande que ha habido, pero en el sentido subjetivo de llegar a la capacidad personal, Aaron fue su igual.

El Gra – el momento mas doloroso en mi existencia    

El Vilna Gaon describe, el momento mas doloroso en la vida de una persona.  Se trata de después de que me vaya de esta tierra cuando yo debo de estar delante del Bais Din shel Ma’alah y ellos alzan una foto para que yo la mire:  una foto verdaderamente de un individuo exceptional, de un character intachable y de conocimiento de Torah, quien muestra inteligencia, bondad, y humildad, alguien que es verdaderamente grandioso, quien cambio el mundo en que el vivió con su sobresaliente  bondad.  Ellos me preguntaran, ¿Porque tu no hiciste lo que ellos hicieron?”

¿Yo?!  ¿Yo tan pequeño?” ¿Que quieres de mi? ¿Acaso yo fui un tipo de gaon?

¿Acaso fui algun líder poderoso de los hombres?  ¿Como yo hubiera podido alcanzar esas clase de cosas?”

Ellos contestaran con una linea preocupante:  “Esa foto eres tu.  No como estas parado ahora.  No como tu has vivido tu vida.  Pero ese eres tu, si hubieses sido lo que estaba destinado para ti.  Ese eres tu, si hubieses realizado la razón por la cual viniste a este mundo.  Ese eres tu, si hubieses seguido el camino para el cual naciste.

Ese momento, el Gra nos dice, es el  mayor dolor en la vida de una persona.  En ese momento, a travez de la verdad, se estrella.  Comprenderé  lo que podia haber alcanzado.  Veré con claridad el propósito de la vida y reconoceré lo que yo pude haber alcanzado durante mi estadía en este planeta.  Y en ese destello momento de reconocimiento, entenderé completamente lo grande de mi y de lo que yo era capaz.

Yo no seré comparado contigo           

El punto es que cuando yo haya terminado mi trabajo en este planeta, yo sere juzgado.  Pero yo no sere juzgado en términos absoluto de cuanta Torah yo perfeccioné o cuantos actos de chessed hice.  Eso es demasiado injusto.

Yo no sere comparado con otros de mi generación.  Yo no sere comparado contigo, or con el, o con ella, o con cualquier otro.  Yo sere medido por una escala mas justa de una norma exacta – yo.  ¿Que mucho hice de mi? ¿50%?

¿60%? ¿80%?  y eso es quien soy para la eternidad.

Cuando dejamos este mundo – el sistema es subjetivo

En este mundo, podemos medir la capacidad de una persona, así le damos honor y respeto basado solamente en la medida absoluta de la persona.   Si ésta persona esta funcionando en el nivel de una gran persona, estamos obligados a respetarlo y tratarlo con honor.    

Sin embargo, cuando dejamos esta existencia temporal, todo se nos aclarara.  Yo entenderé exactamente lo que yo estaba destinado a ser.  Y yo también  sabré tu capacidad  y lo que pudiste ser.  No hay ningún inicio por adelantado, no hay ventajas ni desventajas, solamente porcentajes de potencial realizado.

En ese punto de nuestra existencia, habrán individuos que nos parecerán grandes mientras que nosotros estábamos en el mundo físico y quienes se encogieron dramáticamente alcanzando solamente un 20% de su potencial.

Ellos serán pigmeos.  Y habrán muchos otros que alguna vez pusimos en una categoría de insignificantes, pero quienes en actualidad son unos enorme gigantes llegando alcanzar un 85% de su potencial.  Así como Moshe y Aaron, no fue el rango o la posición que tenían que es el determinante final, sino mas bien su grandeza subjetiva en consideración de lo que ellos deberían haber sido.

Quien soy para la eternidad

Este concepto tiene gran pertinencia para con nosotros – ambos positivo y negativo.  Parece ser una tendencia natural compararnos con otras personas.”Yo soy mas inteligente que el. Mejor que ella es. No tan talentoso como el es…”

Si mi disposición es favorecerme — siendo bondadoso conmigo mismo y duro contigo  — me vuelvo inflado, super -confidente, y lleno de mi.  Si mis perjuicios es ser duro conmigo mismo, entonces constantemente encontraré que los otros son superior a mi, y mi sentido de si mismo va a sufrir.

La realidad es que todo es irrelevante.  Simplemente no importa.  Es verídico que al final de mis días yo seré comparado — no a ti, pero a mi mismo.  La única pregunta  que me harán y el único criterio que contará es a que distancia lleve la situación y mis talentos divinos.  ¿Cuanto de mi actualize?  y eso sera el rango y el lugar que ocuparé para la eternidad.

Este es un extracto del Shmuz en el libro de Parsha..

Get The Shmuz on the go!