fbpx

La Voz Interna

“Pinjas, hijo de Eleazar—el hijo de Aharon, el sumo sacerdote—logró detener Mi ira…–que se dirigía contra los Hijos de Israel—al celar Mi celo entre ellos…, y—por su intervención—no exterminé a los Hijos de Israel por Mi celo…!”Bamidbar 25:11

Pinjas recibió el Bris Shalom

El posuk nos dice que porque Pinjas defendió el honor de HASHEM, a él se le otorgó el “bris de Shalom. El Siforno explica que como resultado de este pacto de paz, Pinjas vivió extraordinariamente por muchos, muchos aňos—mucho mas tiempo de lo que se vivía en esos tiempos. Sin embargo, el Siforno indica de que la razon de su longevidad no fue sobrenatural, sino más bien porque el recibió el Bris. Desde que se le otorgó el Shalom, él vivio en paz consigo mismo, y como resultado, no sufrió el conflicto interno normal que causa daňo a nuestros cuerpos. Por consiguiente, el vivió hasta una sorprendente avanzada edad.

El Siforno explica: “Todo cuerpo sufre deterioro por el conflicto de contrariedades.”  Como a Pinjas se le otorgó la paz, él no tuvo batallas internas; por consiguiente, su cuerpo no envejeció, y el vivió cientos de aňos.

El cuerpo fue hecho para vivir hasta cierto tiempo…

La dificultad en tratar de entender este Siforno es que niega nuestro entendimiento básico sobre la duración del cuerpo humano. La realidad es que los seres humanos envejecen. El corazón, el hígado, y el páncreas fueron diseňados para que funcionen por un determinado tiempo, después del cual, se deterioran. Con los aňos, la debilidad y las dolencias aquejan al cuerpo. La artritis, la alta presión, así como el engrosamiento de las arterias todas forman parte de la vida. Si bien el corazón es un órgano de suma importancia, sus válvulas empiezan a debilitarse con el tiempo, sus tejidos musculares empiezan a quebrantarse y se deterioran con los aňos. El cuerpo fue diseňado para durar un tiempo determinado; luego se deteriora. Y cuál es la explicación de lo que el Siforno argumenta, “Todo cuerpo sufre deterioro por el conflicto de contrariedades al que se somete.”

Después de cuidadosos estudios, el concluyó que el factor ansiedad contribuye a que suba la presión. Cuando él examinaba a sus pacientes, eso causaba ansiedad y nerviosismo en ellos.

Si bien es obvio hoy en día, no lo era en aquel entonces. No se tenía aún conocimiento de la correlación entre el estres y la presión alta. Por decadas, se asumió que la condición mental de una persona no tenía ningun efecto en su condición física. Cualquier informe sobre los efectos del estres y la ansiedad en la salud, se asumía que era sólo de caracter sicosomático o imaginario.

Los descubrimientos del Dr. Benson lo llevó a establecer firmemente la correlación entre el estres y la presión arterial alta, convirtiéndose de esta forma en pionero de un Nuevo campo de la medicina:  la relación entre mente y cuerpo. Desde entonces se volvió acceptable en la comunidad médica de que el estres causa un marcado deterioro en la salud de una persona. El estres puede ocasionar enfermedades cardíacas, trastornos gastrointestinales, dolor, insomnia, asma, alergias….  Hoy en día es acceptable el concepto médico de que la dieta y el ejercicio y el mantener un nivel bajo del estres contribuye en gran manera al buen estado de salud de la persona.

Esto es algo que el Siforno nos enseňó hace más de 500 aňos atras. Lo que el decía era que Pinchas pudo vivir por cientos de aňos de forma natural porque él no fue afectado por la causa normal del deterioro de la salud. Su salud no fue afectada por el deterioro de ningun conflicto de contrariedades. El no se afectó por ningun conflicto; él estaba en paz consigo mismo, y como tal, su cuerpo era saludable y capaz de vivir hasta una sorprendente avanzada edad.

La mayor causa del sufrimiento – la voz interior

Este concepto tiene graves ramificaciones en nuestras vidas. Cuando HASHEM creó al hombre, El implantó en cada uno de nosotros un sentido interior del bien y del mal, una Voz Interior que nos permite escoger la forma como nos conducimos en cada situación que se nos presenta. Más que una simple brújula moral, la Voz Interna actúa como guía para la auto protección.

Cuando una persona escucha esa Voz Interior, vive una vida plena y significativa tal como el Creador lo dispuso, y esa persona está en paz consigo misma. Si una persona escoge ignorar esa voz, no sólo no llega a crecer a la altura a la cual ha sido destinada, sino que vive en discordia y en conflicto porque la voz no le da tranquilidad.

“¿Por qué hiciste eso? Eso fue muy egoista de tu parte. Me averguenzo de ti,” retumba esa voz por dentro.

El no pidió ni escogió oir esa voz. Tal vez no la quiera más, pero la voz esta ahí, y le habla—y muchas veces en contra de su voluntad.

“¿Por qué vives tu vida de esa forma? ¿Por qué no estás aprendiendo más? ¿Por qué no haces tus rezos como un mentsch? ¿Para qué piensas que HASHEM te puso en este planeta?

Muchas veces la persona quiere hasta gritarle a esa voz, “Déjame en paz! ¿Quié eres—mi Rebbe o qué?!” Pero la voz no para. Tal vez la persona la ignore por un tiempo. Tal vez la reprima, pero regresa a él una y otra vez, sin descanso. Si la persona decide no escuchar esa voz, una de las consecuencias son la discordia y el conflicto interno. La persona está en guerra consigo misma, y sufre.

HASHEM creó al ser humano para que sea saludable, feliz y para que viva una vida plena. Si la persona vive en acorde a los deseos del Creador, no sólo crece  como persona, sino que vive una vida feliz y en paz. Sin embargo, si él escoge ignorar ese camino, no sólo no lograra cumplir con el propósito por el cual fue creado, sino que sufrirá inmensamente en este mundo también. Vive en discordia dentro de sí, y no encuentra ni paz, ni alegría, ni felicidad en su existencia.

Este es un extracto del Shmuz en el libro de Parsha..

Get The Shmuz on the go!