fbpx

Si Usted Laborara en el Estudio de Torah

Si sigues mis decretos y observas Mis mandamientos y los ejecutas.” VaYikra 26:2

La Torah dispone dos diferentes destinos para la nación Hebrea:  “Si usted anda en los caminos de mis estatutos…yo le enviaré lluvia a su tiempo, la tierra dará con abundancia, los arboles del campo darán su fruto…comerá hasta quedar satisfecho…Habrá paz en la tierra.

Sin embargo, “si no guarda mis estatutos…sufrirá enfermedades y hambre…plantará y no tendrá cosecha…sus enemigos lo van ha perseguir…el cielo se volverá hierro…los animales salvajes atacarán…(y finalmente) una espada vengadora llegara a la región.”

Rashi explica que el punto crítico de estos dos caminos es:  Si usted laborara en TorahSi usted laborara en Torah, entonces ustedes como nación encontrarán gran triunfo.  Sus enemigos le temerán, y alcanzarán aún mucho más.  Sin, embargo,  usted deja de laborar en el estudio de la Torah, entonces, maldiciones le caerán encima.  En resumen, nuestro triunfo o fracaso depende de esta actividad.

Este Rashi es difícil de entender.  Parece que no hay ninguna indicación de este concepto en el pasuk.  Sin duda, el aprendizaje de la Torah es sumamente importante, y nosotros podemos saber a través de otras fuentes, que laborando en el estudio de la Torah es básico para servirle a HASHEM, pero parece que no hay ninguna indicación aquí que ésta declaración esta hablando sobre la labor en el estudio de la Torah.  ¿Como Rashi sabe que ésta declaración de,Si usted anda en los caminos de mis estatuto,” se refiere a la labor del estudio de la Torah, en lugar de cualquiera otra mitzvah?

El trabajo interno del la persona humana

La respuesta a esta pregunta proviene del entendimiento sobre la naturaleza interna del hombre.  Los Chovos Ha’Levovos

(Shaar Avodas Elokim) explican que HASHEM creo al hombre de dos distintos elementos.  Parte del hombre es puro intelecto y sabiduría.  Esta parte de la persona solamente desea hacer todo lo que es noble y correcto.  Desea ser generoso y bondadoso.  Necesita hacer lo que es bueno y derecho.  Esta parte desea profundamente conocer a HASHEM.  Chazal le llama a este segmento el “Nefesh Ha’Sichili” – el alma puro.

Sin embargo, hay otro componente de la personalidad humana que solo es instinto y deseo.  Esa parte del individuo no le importa nada más que satisfacer sus necesidades y deseos.  Está hecho de apetitos básicos e inclinaciones.  Esto es referido como el “Nefesh Ha’Bahami” – el alma animal.

La persona humana está en un estado constante de cambio

Cuando HASHEM creo al hombre, Él tomo estos dos diversos segmentos y los mesclo juntos, creando una nueva síntesis llamado hombre.  El hombre tiene dos partes que compiten, cada uno gritando para alcanzar sus necesidades, cada uno demandando su saturación.  Estos dos elementos están compitiendo para dominar a la persona.  Es como un músculo que se hace mas fuerte con el uso y se atrofia sin uso, cada parte esta constantemente fortaleciéndose o debilitándose.  Si una persona cede a su instinto animal, esos instintos se vuelven mas fuertes y mas dominantes.  Si una persona escucha a su alma espiritual, se vuelve más fuerte, aumentando su primacía sobre su personalidad.  El humano está en un cambio constante, con un lado o el otro siempre creciendo, siempre aumentando en su predominio y control sobre la persona.

El hombre fue puesto en éste planeta para crecer.  Al resistir el empuje del alma animal y permitiendo que el alma espiritual florezca, el hombre se eleva y alcanza un estado de perfección de la cual el puede alcanzar.  Por otra parte, si el cede al grito del alma animal, el lo eleva, permitiéndole que tome control de el.  Su apetito se vuelve mas fuerte y lo domina hasta que ellos efectivamente gobiernan sobre el.  El se vuelve más animal que hombre.

La Torah:  La guía máxima para la auto perfección

La Torah es las guía máxima de la perfección humana, nos advierte contra ciertas actividades que dan una ventaja rara al Nefesh Ha’Bahami.  Estos son los pecados descritos en la Torah.  Estamos advertidos de evitar ciertas comidas, y nos advierten contra ciertas actividades porque le da una ventaja desleal al alma del animal.

De todos modos, cualquiera actividad que la persona participa fortalece un lado o el otro.  Cuando una persona come, duerme, trabaja, o lleva a cabo sus actividades diarias, estas acciones físicas refuerzan  el Nefesh Ha’Bahami.  En cierto sentido, existe una ventaja injusta al alma animal.  Todo el día esta en su elemento, y siendo ocupado, así es reforzado.

Para traer un balance a la ecuación, HASHEM nos da mitzvos específicos para alimentar el Nefesh Ha’Sichili.  El nutriente singular mas grande de la nishomah es aprender Torah.  Para la nishomah,  La Torah es como un combustible de cohetes.  Cuando una persona aprende Torah su neshomah es reforzado y revigorizado.  Se vuelve fortificado y entonces toma la delantera en la batalla contra el Nefesh Ha’Bahami.  De todos modos , sin el, la nishomah no tiene muchas posibilidades porque el alma animal está mucho más en su elemento en este mundo.

Esto parece ser la respuesta a Rashi.  Ya que ésta expresión, “Si usted va en el camino de mis estatutos” es el punto fundamental del destino del pueblo Hebreo, seguramente se está refiriendo a ese elemento que es la llave de la ecuación: laborando en el estudio de la Torah.  Por eso, Rashi nos indica casi como si fuera la traducción de las palabras.

Hay una gran lección para nosotros en este concepto.  El pueblo Hebreo nunca están estancados.  Estamos yendo en rumbo de grandes alturas o hacia un abismo de lo mas abajo.  El nutriente singular mas grande para el alma de un individuo, y por lo tanto, para el alma de la nación, es laborar en el estudio de la Torah.  Si nos aplicamos, lo apoyamos y seriamente lo buscamos, creceremos como pueblo y disfrutaremos un triunfo incomparable.  Si no…

Este es un extracto del Shmuz en el libro de Parsha..

Get The Shmuz on the go!